Pista Siete Cañadas

Pista de Siete Cañadas y Pista del Teleférico 

Antes de retomar el asunto de las pistas (transitables) del Valle de la Orotava y continuar por los magníficos paisajes del norte de Tenerife en dirección a la Isla Baja, apetece terminar de hablar de la prohibida zona del Parque Nacional del Teide, donde hay una única pista que realmente invita a pedalear por este desértico paraje.

Se trata, ya lo habrás intuido, de la Pista de Siete Cañadas, que recorre el fondo del gigantesco cráter de Las Cañadas del Teide desde el sitio de el Portillo de la Villa hasta el Parador Nacional durante un trayecto de 15 kilómetros entre ambos puntos y a una altitud media de 2.100 metros (entre los 2.050 en el Portillo y los 2.150 en el Parador).

El firme de la pista es muy suelto así que, aunque sería cuestión de pedalear en llano, lo cierto es que se convierte en una tarea dura, en parte porque vas enterrado en el terreno y porque el sobreesfuerzo requerirá una oxigenación que no vas a tener, a causa de la altitud. Eso, con una exposición al sol que enrojece al más acostumbrado y deshidrata a pasos agigantados.


Haz clic en el mapa para verlo en OpenStreetMap.

Pista Siete Cañadas

Hay otra pista que une la Pista de Siete Cañadas con la zona de la estación del Teleférico en la que, a medio camino, encontramos algunas construcciones, ignoro su uso.

Kim Eddy ya hacía referencia a esta pista como un trayecto prohibido en su libro Bicicleta de Montaña en Tenerife, 18 itinerarios, publicado por Libros Penthalon en 1993. La excusa es que el citado trayecto está dentro del Parque Nacional, como ya he dicho. Lo curioso del caso es que no estamos hablando de un sendero ancho, sino de una verdadera pista, un paso de cañada, seguramente anterior a la propia carretera TF-21 que atraviesa la propia caldera. Por esta pista transitan eventualmente los vehículos del propio parque (no es raro encontrar sus huellas).

La prohibición es absurda, no hay ningún motivo objetivo que justifique el que no se pueda transitar con bicicletas de montaña por este recorrido. Incluso podría decirse que el acceso podría estar controlado, bajo permiso y con un máximo de ciclistas al día (al igual que ocurre con las limitaciones para acampar en el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, en la isla de La Palma).

Pero resulta exigir mucho a unas autoridades que, sin embargo, no ponen límites al acceso de turistas a través del Teleférico (sólo para acceder a la punta del cráter y hablamos de un límite bastante laxo). Tampoco del número de senderistas que pueden hacer uso de los trayectos ya programados. Senderos que, por cierto, son tan usados que son visibles en las fotografías aéreas de GRAFCAN que utiliza Google Earth.

Y en absoluto ponen un máximo en el acceso a través de la carretera TF-21, al sitio del Parador Nacional, al mirador de Guajara o al Teleférico. No ponen límites al turismo, pues para un turista, todo es posible en Canarias (y si no, se construye). Pero eso sí, cada cierto tiempo se habla de cobrar entrada. Sólo como dato orientativo, en los últimos 10 años el Parque Nacional del Teide ha recibido una media de 3.000.000 de visitantes al año, con un máximo que superó los 3,5 millones en 2004 y 2006, aunque actualmente (y debido a la caída del turismo, dada la crisis generalizada) apenas roza los 3 millones.

¿Y unos cuantos ciclistas vamos a dañar la Pista de Siete Cañadas?

Realmente, en Canarias, rebosamos de idiotincracia, sobre todo a nivel de administraciones públicas y sus prohibiciones sui géneris. (Prohibir y multar siempre resulta más barato y rentable, que gestionar y controlar, que resulta más caro y complejo.)


Pista Siete Cañadas

A continuación te muestro siete imágenes obtenidas de las fotografías aéreas de GRAFCAN que utiliza Google Earth, de siete puntos distribuidos a lo largo de la Pista de Siete Cañadas. En algunas se ven claramente las marcas de los distintos senderos que ascienden a la parte alta de las cañadas.

La imagen más espectacular es una que muestra los restos de un antiguo poblado, probablemente usado por los cabreros que antiguamente realizaban nuestra particular trashumancia de las zonas bajas del norte y sur de la isla a la Caldera con sus rebaños de cabras.

¿No ves una pista clara y diáfana, perfectamente mantenida, con los trazos perfectos de la circulación habitual de vehículos de cuatro ruedas?

(El orden de las imágenes es empezando en el Portillo y finalizando en la zona de escalada de Guajara, junto al Parador.)


Pista Siete Cañadas

Pista Siete Cañadas

Pista Siete Cañadas

Pista Siete Cañadas

Pista Siete Cañadas

Pista Siete Cañadas


Actualización 2009 (comentarios en la ficha):

Anónimo: Tienes toda la razón, pero los intereses que genera el turismo en canarias sobrepasan sobradamente el concepto que del deporte, la naturaleza y el medioambiente tenemos algunos. Prohibir y multar vs gestionar y planificar, tu lo has dicho, esa es la clave. ¿Porque romperse la cabeza realizando planes de uso y gestión teniendo en cuenta necesidades específicas de senderistas o ciclistas? Ciclistas que ademas de hacer deporte, realizan una "labor" disuasoria en estos dias de verano, respecto a desaprensivos pirómanos. En ves de limitar, habría que fomentar.

Anónimo: La verdad es que es una verguenza que no se pueda hacer esta pista en bici, y si puedan entrar infinitos senderistas, si haces la ruta y te paran los del "icona" te pueden multar? con que autoridad?
Felicidades por el blog.

Anónimo: No lo tengo muy claro. El personal del parque no puede retenerte, me parece. No sé si puede exigir que te identifiques, lo dudo. Pero si pueden notificar al SEPRONA... cosa que supongo harían. Y ahí topamos con palabras mayores. Imagino que de entrada, si te "cogen" a ti sólo pues te darán un toque de atención, que des la media vuelta si estás cerca de uno de los extremos y poco más. Supongo que si te pones "valiente" entonces recurrirán a su protocolo para estos casos. Que insisto, supongo que termina en el SEPRONA. Me gustaría contar con la opinión de alguien que sepa como funcionan estas cosas. Qué nivel de autoridad tiene cada tipo de escalafón dentro del monte.

Actualización 2024:

Es increíble que hayan pasado más de 13 años desde que escribí este artículo y el asunto siga exactamente igual. O incluso peor. El Parque Nacional se vanagloria de tener esas pistas bajo estricto control al mismo tiempo que celebra superar los 4.000.000 millones de visitantes al año, con sus respectivos coches de alquiler, basura y todo tipo de barbaridades.

O que en el nuevo Plan Rector esté incluido el derribo de El Portillo de La Villa, lugar emblemático e histórico, para construir ahí un parking y una estación de guaguas (autobuses) lanzadera lo que (¡por fin!) les permitiría cobrar por acceder al parque ya que el turista dejaría el coche en un parking de cientos de plazas y haría el recorrido, al más puro estilo de Lanzarote, dentro de una guagua, mirando a través de un cristal el espectáculo de La Caldera del Teide y parando solo en uno o dos puntos concretos, Parador y Teleférico incluidos, obviamente. Negocio es negocio.

Permiso para la Pista de Siete Cañadas: denegado

(En septiembre de 2009 solicité permiso para circular con bicicleta por la Pista de Siete Cañadas, con la consecuente respuesta y conclusiones.)

Como era de esperar, obviamente. Pero ya había comentado a Sergio y sus amigos en uno de esos agradables encuentros que habitualmente suceden en el Bar Las Lagunetas cuando a medio día de un sábado o domingo cualquiera empiezan a pasar por allí grupos de ciclistas, que lo iba a intentar aunque era un tirar barro a la pared para que no pegue.

El día 14 de septiembre pasado remití la siguiente solicitud (porque no hay modelo previsto, dado que -supuestamente- no está permitido circular por la Pista de Siete Cañadas):

D. XXX XXX Angel Cabrera, nacido en Santa Cruz de Tenerife el X de XXX de 1971, con DNI número XXX y con domicilio actual en XXX, número de teléfono XXX y dirección postal para posible respuesta escrita en XXX.

EXPONE:

Que practica habitualmente el ciclismo de montaña [... y presento de paso pistadelrayo.es].

Que conoce el perfecto estado de rodaje de la Pista de Siete Cañadas, dentro del Parque Nacional del Teide, habiendo comprobado que de manera esporádica circulan por allí vehículos todoterreno [...].

Que he practicado senderismo por el citado trayecto y no encuentra impedimento alguno ni daño ecológico o medio ambiental posible que pueda causar al practicar ciclismo de montaña en la citada pista.

SOLICITA:

Que le sea concedido permiso especial para realizar la ruta de la Pista de Siete Cañadas, en trayecto de ida y vuelta, desde la zona del Portillo de La Villa.

Que en caso negativo pueda ser informado de las circunstancias o motivos objetivos por los que el ciclismo de montaña no puede ser practicado en el citado trayecto.

Que en caso afirmativo me indiquen las condiciones especiales que debería cumplir [...].

Que tenga a bien considerar mi petición y que valore la posibilidad de que el Parque ofrezca esta alternativa como otra manera de conocer el inmenso paisaje de las Cañadas del Teide, dado que es más óptimo su recorrido en bicicleta que a pie, dado los 15 kilómetros de longitud de la pista.

Santa Cruz de Tenerife, a 14 de septiembre de 2009.

Firma.

A./A. DIRECTOR-CONSERVADOR D. MANUEL DURBÁN VILLALONGA
c./ Emilio Calzadilla, 5; 4º piso. Santa Cruz de Tenerife; teléfono 922290129; fax 922244788.

Vayamos con la respuesta, porque aunque corta, tiene algunas interesantes cuestiones. Respuesta en papel oficial del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino con el logotipo de Parques Nacionales y Teide Parque Nacional. Registro de salida del 18 de septiembre.

Vista su solicitud de permiso remitida a través de correo electrónico [había enviado previamente un correo, casi un mes antes, del que no recibí respuesta] sobre poder realizar el recorrido completo de la Pista de Siete Cañadas con bicicleta, le informo de lo siguiente:

Según lo que establece el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional del Teide (BOC 2002/164, Decreto 153/2002, de 24 de octubre), en su punto 5.1 Usos sujetos a autorización administrativa, en su punto I, se especifica lo siguiente:

"Las siguientes actividades de disfrute de la naturaleza: la espeleología, las actividades de montaña en Zonas de reserva cuando el terreno esté cubierto de nieve y en Zonas de uso restringido fuera de los senderos, el ascenso al cráter del Teide desde La Rambleta, la práctica del vivac y con carácter excepcional el ciclismo bajo la modalidad de ruta guiada por la Pista del Filo, y alguna modalidad de vuelo aéreo, tal y como queda establecido en el apartado 7.4 de este plan rector."

Por lo anteriormente expuesto, esta dirección considera no autorizar la actividad solicitada.

Santa Cruz de Tenerife, 19 de septiembre de 2009.

Firma y sello.

El Director-Conservador
D. Manuel Durbán Villalonga.

[Y se añade el pie siguiente.] 
 
Contra la presente resolución que no agota la vía administrativa cabe la interposición de recurso de alzada ante el Director del Organismo Autónomo de Parques Nacionales [...] en el plazo de un mes a partir del día siguiente a la notificación de la presente resolución. Transcurrido dicho plazo sin haberse interpuesto el recurso será firme a todos los efectos [...].

Algunas consideraciones:
  • Existe un modelo de solicitud de realización de actividades profesionales que podría permitir, por ejemplo, la circulación de vehículos por la citada pista para la realización de X actividad, previa valoración de los técnicos del Parque. Pero existe la posibilidad.
  • Curiosamente he averiguado, sin pretenderlo, que incluso para circular, oficialmente, en la Pista del Filo, ha de ser previa autorización administrativa y para la realización de rutas guiadas. Pregunta: ¿quién hace rutas guiadas? (En esa pista, un domingo de cacería pueden contabilizarse hasta 30 vehículos todoterreno propiedad de cazadores.) Se puede deducir (leer el siguiente punto) que la práctica individual o en pequeños grupos esporádicos bien podría no estar permitida).
  • Que pese a solicitarlo no se explica la causa objetiva que lleva a la prohibición, ni tan siquiera se hace referencia a un texto explícito que cite la prohibición. Se deduce y supone en base a que no es una actividad recogida entre las que se pueden solicitar permiso vía administrativa.
Así que ahora toca el siguiente paso: recurso de alzada...

(Nota de 2024. El recurso de alzada nunca se hizo. Estas batallas necesitan de tiempo y en ocasiones de dinero. Cosas que una persona normal y corriente, como quien escribe, no tiene.)

Comentarios