Pista Boca del Valle

La Pista de Boca del Valle podríamos considerarla como una de las importantes y de las grandes pistas de este lado de la isla, con un recorrido aproximado de unos 10 kilómetros, que nos lleva por la cumbre del municipio de Candelaria y de Arafo, desde el Sitio de Las Lagunetas, hasta el KM.17, más o menos, de la Carretera de Arafo, TF-523.

Empezando desde Las Lagunetas, busca una pista en la TF-24, un poquito más adelante del KM-16, con un cartel que pone "Boca del Valle. Continua por la pista principal, subiendo, sin coger ninguna otra pista secundaria ni a derecha ni a izquierda.

A unos 900 metros de recorrido encontraremos un claro señalizado. A derecha veremos el cortafuegos del tendido eléctrico, que atraviesa de la pista. En ese claro, a la derecha, continua la Pista de Boca del Valle, a la derecha una pista que se mantiene en altitud hasta encontrarse, a 1 kilómetro aproximadamente, con el mismo cortafuegos.

Entre ambas, bajando, la Pista de La Helechera, señalizada.

Continuamos por la Pista de Boca del Valle y a unos 500 metros no veremos, pero está ahí, una pista abandonada, a la izquierda. Un poco más adelante, a unos 900 metros desde el cruce con la Pista de La Helechera volveremos a encontrar otra pista a izquierda, ya más visible. Ambas, o no tienen salida, o se trata de la misma. En ese punto, a la derecha, debemos ver desembocar un barranquillo, que a su vez un poco más arriba se ramifica en tres pequeñas gargantas que corresponden a las cimas de El Draguillo. En este lugar ocurrió el 25 de abril de 1980 un trágico accidente aéreo de un Boing 727 en el que perecieron unas 143 personas. Dicen, los que por allí han andado, que al parecer hay un sendero, que aún hay restos del accidente en el fondo de estos tres barranquillos. Curiosamente, en el Google Earth, coincide casi perfectamente la trayectoria de colisión y de los restos con la mancha negra que obsevarás en las ortofotos. ¿Una fatal coincidencia, casi 30 años después?

Durante los próximos 3,5 kilómetros no volveremos a encontrar otro cruce, la pista sigue subiendo desde los 1.440 metros en Las Lagunetas hasta llegar a los 1.620 metros al llegar a la Carretera de Arafo.

En este punto, estaremos en la morra o saliente montañoso que hace la cumbre donde está la Torre del Gaitero. A la derecha veremos bajar un sendero que viene desde una pista sin salida que a su vez va hasta el cortafuegos donde está la Torre. Seguimos adelante y a 300 metros veremos claramente un sendero vallado inicialmente. Este es uno de los Caminos a Candelaria. Un poco más adelante encontraremos un refugio excavado en la pared, a la derecha. Aquí la pista, tras un breve llaneado, vuelve a subir hasta llegar a los 1.610 metros. Altitud que perderemos para volver a recuperar al llegar a la carretera.

Desde el cruce con el sendero y durante los siguientes 3 kilómetros no volveremos a ver más cruces. En ese momento atravesaremos el cortafuegos de Arafo. Por aquí baja una pista que llega hasta el KM-14 ó KM-15, bajando hasta los 1.350 metros de altitud. En "retroceso" veremos una pequeña pista sin salida. Seguimos a la derecha, de frente, subiendo.

Aunque el paisaje da la sensación de que ya "casi" hemos llegado, aún faltan unos 2 kilómetros para encontrarnos la TF-523. Unos 800 metros antes encontraremos a la derecha una pista que sube, sin salida, pero que se queda como a 50 metros de la carretera TF-24, a la que se puede acceder por un corto y empinado sendero.


Haz clic en el mapa para verlo en OpenStreetMap.

Pista Boca del Valle




Actualización 2008: Comentario de Txus Baisikol.

Circulando en sentido Lagunetas - Arafo ojo al primer descenso tras alcanzar la cota máxima, en las dos primeras curvas a derecha hay dos plataformas irregulares de piedra de difícil gestión con la bici, si a esto le añadimos el precipicio que tenemos a la izquierda y la velocidad que podamos tener en el descenso, tenemos una combinación que pudiera resultar fatal.

La lluvia ha dañado el firme en otros tramos de la pista. Cuidado.

Actualización 2010: Comentario anónimo.

Hoy he hecho esta pista en bici, ya la había hecho hace mucho tiempo en jeep. Ir en bici la verdad es que es bastante distinto, dejándote disfrutar más de lo que te rodea. El gran problema es que si te equivocas (como me equivoqué yo hoy) de camino con un vehículo puedes volver sin esfuerzo, mientras que en bici... ya sabes.

Lo digo porque en NINGUNO de los cruces que tiene esta pista hay ni siquiera un triste cartel que nos indique hacia donde vamos. Digo yo, con la poca gente que transita por el monte (que te puedan indicar, ayudar etc.), los muchos cruces que hay, la de gente que tienen trabajando ahí arriba y la de madera que están talando por todos lados, no podrían hacer unos simples carteles indicativos.

De verdad es que tan mal trabajan los que gestionan los montes (pregunta retórica, la respuesta es obviamente afirmativa). Pues eso que la pista genial y 100 por 100 recomendable. Eso si, cuidadín porque si te embalas en alguna bajada, y se te va la bici con la gravilla y la caída que hay, no la cuentas.


Comentarios